El 1 de Abril tod@s a la calle: ¡Basta de estafa! Ante el saqueo de la mafia, justicia social y democracia PDF Imprimir Correo
Escrito por pcmadrid   
Martes, 28 de Marzo de 2017 23:11

 

La burbuja inmobiliaria significó un enorme negocio para aquellos que controlan la producción. Mientras la mayoría social trabajábamos con la esperanza de conseguir una vida mejor, los grandes propietarios del capital no paraban de acumular los beneficios que generaba la burbuja. Mientras al resto nos empujaban a la miseria lanzándonos al endeudamiento como única vía para mantener sus tasas de ganancia con la proliferación de salarios precarios y la carestía de la vida.

Pero la gran deuda no la no la provocamos los que vivimos a duras penas de nuestro salario. Fueron las entidades financieras y las grandes empresas las que en su locura de inversión desbocada en búsqueda de enormes beneficios vendieron el país al capital financiero.

Desde la llegada de la crisis solo tienen un interés: mantener sus tasas de beneficio aunque eso suponga esquilmar a la mayoría de la sociedad.

Después del golpe encubierto que significó la investidura de Mariano Rajoy, el pacto mafioso de la oligarquía vuelve a la carga. Aquellos que ostentan el poder y poseen la gran mayoría de los recursos del país no podían permitir que se abriera ni una mínima brecha y perder sus privilegios

Las políticas impuestas por la Unión Europea, y apoyadas por el PP y el PSOE tienen un fin claro. Desviar la riqueza producida en el país al pago de los intereses de la deuda. Defender los intereses de unos cuantos privilegiados frente a los derechos sociales conquistados durante décadas.

Estas son las políticas aplicadas en estos años. Desviar los fondos de la sanidad, la educación, las pensiones, la dependencia, las políticas sociales, la inversión pública -los salarios de los trabajadores y trabajadoras en definitiva-, hacia el pago de intereses, rescates bancarios, de autopistas, etc. Asegurar que los grandes propietarios del capital recuperan sus locas inversiones y siguen ganando dinero a costa de subir impuestos, bajar salarios y recortar derechos a la mayoría social.

La Unión Europea pide 8.000 millones de recorte que el gobierno pretende aumentar hasta los 16.000 millones. Dinero que sale de los recortes a nuestro salario y de todas las tareas de cuidados que el estado deja de cubrir y que son realizados de forma no remunerada dentro de los hogares, principalmente por mujeres. Se nos roba para pagar una deuda que nosotras no hemos generado ni hemos sido por supuesto, las beneficiarias de la misma.

Los presupuestos sobre los que trabaja el gobierno traen renovados ataques a los derechos sociales, pero el fin último sigue siendo el mismo, desviar la riqueza del país para asegurar los beneficios de los poderosos. Cuando nosotras nos arriesgamos por conseguir una vida mejor lo perdemos todo, si un capitalista se arriesga, en su enorme avaricia, el estado asegura que recupere su dinero y siga ganado.

No es cierto que todo el mundo pague sus deudas, los grandes bancos se rescatan, las grandes empresas no pagan.

Sólo reclamamos lo que es nuestro. Que su deuda la paguen ellos. Lxs trabjadorxs no estamos dispuestas a pagar sus excesos. Es nuestro esfuerzo, son nuestros recursos. Queremos unos presupuestos que aseguren la vida de la mayoría, y no que la pongan en riesgo por asegurar sus beneficios.

Ante el saqueo de la mafia, justicia social y democracia!

Última actualización en Miércoles, 29 de Marzo de 2017 08:32