El PCE se suma a la indignación de las feministas de San Fernando.

Descargar

Queremos sumarnos al rechazo e indignación de Las Organizaciones Feministas y PCE de San Femando de Henares.

Ante la aparición pública en una celebración religiosa, con motivo de un acto de Protección Civil, de Catalina Rodríguez y de la Concejala de Hacienda Macarena Medell, ambas del Ayuntamiento de San Fernando de Henares, acompañando al Obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, constatamos y reprobamos:

El obispo Reig Pla, una persona  altavoz de la parte más oscura y patriarcal de la Iglesia Católica, que justifica la pederastia, que fomenta la violencia contra las mujeres, comparando el derecho a decidir sobre la maternidad de las mujeres con los campos de exterminio Nazis, que dice públicamente que las mujeres no están capacitadas para ejercer el derecho al voto o que el feminismo es un proceso de deconstrucción de la persona.

Las manifestaciones del obispo, de desprecio por los derechos del colectivo LGTBI, son de sobra conocidos por todas y todos.

Entendemos que la confraternización de la máxima representación del Ayuntamiento de San Fernando con el Obispo de Alcalá, es un hecho del todo inapropiado por parte de una institución que dice defender y velar por los derechos humanos que son los derechos del conjunto de la ciudadanía, no consideramos que este tipo de demostraciones públicas de cercanía con una persona que desde la impunidad de su representación religiosa vilipendia a las mujeres, sus luchas y sus conquistas, se merezca ningún acercamiento de las instituciones y concretamente, del Ayuntamiento de San Fernando de Henares.

 
El PCM ante el programa de BILINGÜISMO de la Comunidad de Madrid

Descargar

Desde hace varios años crece el número de colectivos educativos que critican el programa de bilingüismo de la Comunidad de Madrid. El PCM quiere sumarse a esta creciente oposición a un programa que, lejos de mejorar la enseñanza del inglés en las aulas, ha perseguido en todo momento causar graves perjuicios a la Escuela Pública y al derecho a la educación inclusiva y de calidad en la equidad.

Por supuesto, no se trata de cuestionar la enseñanza del inglés o cualquier otro idioma extranjero en la Escuela. Lo que afirmamos es que este es un programa concebido por el Gobierno madrileño del PP con otras metas no declaradas.

 

El programa de bilingüismo no ha sido evaluado nunca y el supuesto balance que recientemente ha publicado el gobierno de Cifuentes adolece de la debida seriedad. El PCM denuncia que el PP no ha querido evaluar su programa estrella por dos razones.

 

En primer lugar, porque no pueden admitir los resultados más que mediocres que arrojaría la evaluación del alumnado en conocimientos de inglés. Pensemos que seis años de inglés en Primaria para obtener un nivel A2, que se consigue en segundo de inglés de la Escuela Oficial de Idiomas, no debería compensar el estipendio de recursos que se destinan al programa. Estos recursos deberían destinarse prioritariamente a subsanar los serios problemas que tiene ahora mismo el sistema educativo madrileño después  de años de recortes.

 

En segundo lugar, el PP no necesita saber cómo va el programa realmente, porque sus objetivos políticos han sido logrados con creces y lo saben. Veamos cuáles son esos propósitos ocultos:

 

Primero, el programa de bilingüismo se concibió como un mecanismo de segregación social imponente, que separa al alumnado con ventajas socioeconómicas y culturales del más vulnerable desde edades tempranas. Neoliberalismo político en estado puro.

Para seguir adecuadamente el programa se necesitan recursos externos a la Escuela, como viajes al extranjero o refuerzo de academias privadas o que la familia sepa inglés para ayudar en las tareas o que la familia pueda compensar el aprendizaje que se pierde por dar ciencias en inglés. El programa favorece entonces a las familias con más recursos económicos y culturales, pues no contempla medidas de refuerzo en los centros escolares ni siquiera ante dificultades puntuales del alumnado.

Más grave es la situación del alumnado con necesidades educativas especiales. Simplemente no puede seguir el programa y se le invita, de una u otra manera, a abandonar el centro. Es un atentado en toda línea contra la inclusividad en la Escuela.

 

Segundo, el bilingüismo ha provocado una grave fractura entre el profesorado, entre los habilitados en inglés y los damnificados por el bilingüismo, alentados así a competir por el insuficiente número de plazas que dispone la Consejería en los centros educativos. El clásico divide y vencerás aplicado a un colectivo temible, si permanece unido en la defensa de la Escuela Pública de tod@s y para tod@s.

 

Tercero, el énfasis en el inglés se ha realizado a costa de impartir en ese idioma las materias de ciencias sociales y ciencias naturales, plástica, tecnología, música y educación física, de manera que la calidad de estas asignaturas se ha visto seriamente comprometida.

Además, la tutoría con el grupo se debe hacer en inglés, de manera que cualquier comunicación espontánea o sincera de cualquier conflicto desaparece por incapacidad lingüística. Así atiende y previene el PP posibles problemas de convivencia en la comunidad escolar.

Estos asuntos y estas materias, que para el PP sirven tan poco a la empleabilidad que defiende la LOMCE, son esenciales para el desarrollo integral de personas creativas, bien formadas, críticas y solidarias.

En ningún país de Europa se imparten otras materias en inglés. Si hay que reforzar el aprendizaje de un idioma extranjero, se hace aumentando las horas o desdoblando en grupos reducidos, nunca perjudicando la calidad formativa de otras áreas.

Es obvio que impartir la historia de España, por ejemplo, en inglés, no sólo es poco coherente con su habitual exhibición de patriotismo, sino que persigue, por encima de todo, impedir al alumnado una aproximación veraz, científica, objetiva –que no neutral- a la historia de su país y limitarle así considerablemente la capacidad crítica que se adquiere a través del aprendizaje de los conocimientos humanísticos y de las ciencias sociales.

El informe elaborado por el Área de Educación de Izquierda Unida, que se puede consultar en el Observatorio por la Educación Pública, indica que el programa del PP no parece haber demostrado ser especialmente efectivo en el desarrollo de las capacidades comunicativas en inglés, la lengua que monopoliza los programas, y, lo que es más grave, se ha convertido posiblemente en un lastre para los objetivos de otras materias: “hay un efecto negativo claro, cuantitativamente sustancial, sobre el aprendizaje de la asignatura enseñada en inglés”. Con IU afirmamos que ni se aprende inglés, ni se aprende science.

Así, tanto desde el PCM como desde IU, alertamos de que el inglés que se aprende es apenas el necesario para un modelo de desarrollo basado en el turismo y la emigración, donde el inglés sea una herramienta para empleos precarios en el sector servicios o para la búsqueda de empleo fuera del país.

 

Cuarto, el programa de bilingüismo de la Comunidad de Madrid no se ha evaluado nunca, pero el alumnado que lo cursa debe someterse a periódicas pruebas externas. En cuarto de Primaria, con apenas nueve o diez años, el alumnado es examinado por el Trinity College of London, una institución privada y extranjera. Es un examen innecesario, que no tiene ningún valor curricular ni pedagógico y que caduca en dos cursos. Hubo un tiempo que se hizo en Madrid incluso uno de  estos exámenes en segundo de Primaria, hablamos de niños y niñas de siete u ocho años. Pensamos que la presión de los colectivos educativos consiguió suprimirlos y acabar con este despropósito.

Más peligrosos son los exámenes de sexto de Primaria, el PET y el KET de Cambridge, porque los resultados que se obtienen en ellos derivan a los estudiantes a la sección o al programa, debidamente jerarquizados, de los institutos bilingües y su no superación, les dirige a centros no bilingües, convertidos a la sazón en guetos sociales, clasificándolos así para perdedores o ganadores del sistema a la edad de doce años. Las familias, conocedoras del absurdo de dirimir las capacidades de sus hijos e hijas exclusivamente a partir del inglés, tienen que comulgar con rueda de molino pues, negarse, conduce a sus hijos e hijas a callejones sin salida, a centros gueto sin recursos donde se amontona al alumnado con más dificultades.

Por otro lado, en estos momentos, cuando el gobierno de Cifuentes intenta justificar su ataque a la Escuela Pública a través de los recortes y la supresión de becas, con la excusa del ahorro y la eficiencia, las cantidades de dinero público que se entregan a estas empresas suponen un auténtico derroche y no debemos ser cómplices del negocio de algunos.

Nuestros profesores ya están haciendo una evaluación competente y continua de los conocimientos del alumnado. Conocen su punto de partida y sus progresos. Esta evaluación formativa es más útil y real que la resultante de una entrevista que un desconocido realiza en menos de siete minutos, como es el caso del Trinity. Estas pruebas externas cuestionan la valía de nuestro profesorado, que ya ha sido habilitado por la Comunidad para enseñar inglés. Además, ellos y ellas enseñan motivando para progresar y aprender no es sólo cuestión de exámenes.

 

Quinto, como el daño no es suficiente, gracias a la resistencia de los mejores profesionales de la enseñanza y de la extensión entre las familias de campañas de reflexión sobre el programa, Cifuentes anuncia ahora que van a extender el programa de bilingüismo a la etapa de Infantil.

El PCM afirma que se trata de una aberración pedagógica profunda pretender anteponer el aprendizaje del inglés al dominio de la propia lengua en años clave del desarrollo de los niños y las niñas. Reivindicamos el derecho de nuestros hijas e hijos a no ser clasificados en triunfadores o fracasados desde los cinco años y su derecho natural a aprender a hablar al ritmo de su edad  en el idioma materno, el de los afectos y las emociones, para construirse como personas emocionalmente maduras, socialmente competentes e intelectualmente curiosas.

 

Saludamos desde el PCM las magníficas reflexiones críticas sobre el programa de bilingüismo del PP que están desarrollando en Madrid organizaciones y colectivos como distintas Plataformas por la Escuela Pública, la Asamblea de Marea Verde, la FREM de CCOO, CGT, los MRP, RedIRIS, YoEstudiéenlaPública o el grupo BabelRed21, entre otros muchos.

Como ellos, el PCM entiende que es importante que la comunidad educativa conozca los graves perjuicios que ocasiona esta política lingüística en la Escuela, para que crezca la oposición al programa y la objeción a las pruebas externas asociadas por innecesarias, antipedagógicas, estresantes y segregadoras.

 

 
EL PCM ANTE EL PACTO EDUCATIVO DE CIFUENTES

Descargar

 

El gobierno de Cifuentes lleva tiempo apostando por dar una imagen más dialogante en los medios de comunicación. Hace meses que propuso en el Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid negociar un nuevo Pacto Educativo. Sin embargo, una vez hechas públicas las propuestas concretas y conocido el procedimiento de discusión, el PCM rechaza categóricamente este llamado Acuerdo por la Transformación Educativa, porque no tiene nada de acuerdo ni de transformación, ya que no atiende las reivindicaciones de la Comunidad Educativa de Madrid.

Y es que denunciamos que este Pacto no revierte los recortes, continúa favoreciendo las privatizaciones, sostiene la LOMCE en lo ideológico y en la práctica. Todos ellos son elementos completamente rechazados por la Comunidad Educativa a lo largo de años de movilizaciones.

Para nosotros, cualquier proceso de negociación debe partir de tres premisas básicas:

La derogación de la LOMCE , sus mecanismos segregadores y de pérdida de la democracia en la gestión de los centros escolares.

La Comunidad Educativa debe participar en el debate y redacción de la ley educativa, con un papel protagonista y no secundario.

Se debe empezar por blindar la inversión en Educación al 7% del PIB

Por el contrario, el documento presentado es mero marketing político. Medidas que suenan bien, aparentes pero inconexas, con  falta de compromiso real por desarrollarlas, pues carece de memoria económica o compromiso presupuestario.

El documento no reconoce el derecho a la Educación, no apuesta por la Educación Infantil 0-6, no ofrece medidas específicas para Primaria, no menciona la ESO o el Bachillerato. Sobre la FP es pura continuidad con lo que ya se viene haciendo: un trasvase privatizador de ciclos de la pública a la privada.

Muchas de las medidas que anuncia son imposibles de aplicar si no se deroga el marco normativo de la LOMCE y sus desarrollos y prácticas en la CAM.  Si no revierte la pérdida de funciones que han sufrido los consejos escolares con la LOMCE, cualquier medida de participación de las familias y los estudiantes es una broma.  El alumnado no aparece en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje. No se mencionan las becas, ni las tasas en Infantil o FP públicas. No menciona la bajada de las ratios.

Sobre el profesorado exhala el aroma a desprecio y desconfianza a que nos tiene acostumbrado este gobierno y su LOMCE. Da del profesorado una imagen terrible de técnico obsoleto y desactualizado, obviando que la formación continua la han desmantelado ellos, que han deteriorado las condiciones laborales,  dejando los centros sin apoyos ni recursos, han masificado las aulas, han vilipendiado la profesión ante la opinión pública, convertida en mero entrenamiento de pruebas externas. Y en este pacto no aparece ni una sola medida sobre plantillas y cupos,  horas lectivas ni ratios.

Sobre los centros educativos, no aborda el tema de la oferta educativa, de la masificación, evita hablar de planes de rehabilitación de los centros, de infraestructuras, de financiación, de recursos. No entra a valorar la desigualdad entre centros públicos y concertados. Si habla de colaborar con el entorno, resulta que se plantea para favorecer la entrada de las empresas privadas a los centros públicos. Evita abordar la zona única, los cierres, la no construcción de centros públicos. La autonomía de los centros es la que plantea la LOMCE: una excusa para la segregación social.

La evaluación es sólo para los centros y el profesorado a través de evaluaciones externas estandarizadas,  promoviendo ideológicamente lo que hemos venido criticando con motivo de las movilizaciones contra las reválidas. Pero no se propone evaluar las políticas educativas aplicadas en Madrid, como el desastre del programa de bilingüismo, la zona única de escolarización, los ies tecnológicos, etc. porque son elementos fundamentales de su opción ideológica de segregación social y expulsión del sistema del alumnado vulnerable.

Por otro lado,  el PCM rechaza el procedimiento de negociación que se ha seguido,  porque no se ha contado con la participación de numerosos colectivos de la Comunidad Educativa que han protagonizado la contestación social estos años contra los recortes, las privatizaciones y la involución de la LOMCE. Si el gobierno de la CAM tuviera el talante democrático del que presume, debería haber refrendado la fortaleza de la sociedad civil y sus movilizaciones en torno al modelo de Educación que queremos. Por el contrario, el gobierno se ha comportado como si la Marea Verde no hubiera sucedido.

Además, desde el PCM entendemos que las negociaciones que puedan conducir a decisiones tan extremadamente importantes sobre  el sistema educativo madrileño, no pueden llevarse a cabo exclusivamente en las instituciones  -y menos en instituciones instrumentalizadas como ha hecho el PP con el Consejo Escolar- , y  que es imprescindible convocar un debate social.

En el PCM nos referenciamos en el proceso de análisis, debate y acuerdo colectivo que ha llevado a cabo  Redes por una Nueva Política Educativa, para acordar finalmente el Documento de Bases para una Nueva Ley de Educación. Aunque de ámbito estatal, este proceso de implicación de la Comunidad Educativa es el que nos parece verdaderamente significativo y generador de consensos sociales. Porque se ha llegado a un acuerdo educativo desde y con la Comunidad Educativa, compuesta por movimientos y colectivos  sociales, sindicatos, AMPAs, organizaciones estudiantiles y partidos políticos.

En Conclusión, bajo la apariencia de una negociación, en realidad, es la enésima imposición de una visión ideológica de la Educación que rechazamos y una continuidad de las políticas neoliberales  de recortes, privatizaciones y mercantilización de la Educación, así como de una naturalización de la LOMCE y sus desarrollos en Madrid.

Rechazamos la negociación como se ha dado y llamamos a la conformación de un verdadero debate colectivo desde y con la Comunidad Educativa, tomando para Madrid la experiencia de Redes por una Nueva Política Educativa. Es vital alcanzar un Acuerdo por la Educación, pero no un mero pacto institucional, sino un verdadero acuerdo social y político que garantice una Educación de calidad para la clase trabajadora madrileña.

 

 

 
TUS VERSOS SERÁN SIMIENTE DE LIBERTAD Y COMPROMISO.

En el silencio escribo.

Al silencio le arranco sus hojas más vibrantes,

campanas que me aturden bajo el grito

de “alertas” implacables.

Marcos Ana

 

Una vez más el paso inexorable de la vida no perdona ni siquiera a los imprescindibles; nos ha dejado en un día frío de otoño nuestro camarada Fernando Macarro Castillo más conocido como Marcos Ana. Considerado como decano de los presos antifranquistas por antonomasia, pasó 23 años en diferentes penales a lo largo y ancho del territorio español. Su calvario comienza en 1939 tras la caída de Alicante yendo a parar al campo de concentración de Albatera controlado por fascistas italianos, no será casualidad dicha circunstancia, sino que será un  acicate en años posteriores para denunciar la intolerancia de todos aquellos presos víctimas de la opresión y de la intolerancia, por poner uno de los ejemplos más significativos, son celebres sus esfuerzos para condenar el apartheid surafricano y pedir la liberación del líder  Nelson Mandela pues no hay que olvidar que Marcos Ana era ante todo, un antifascista.

Ese largo periplo finaliza tras pasar veintidós años y siete meses cuya liberación se procedió en un 17 de Noviembre de 1961 en el tristemente famoso Penal de Burgos. Sufrimientos y penalidades sepultadas bajo las piedras y los cerrojos de los presidios. No cejó en su empeño de poner la palabra frente la tiranía de aquellos que querían subyugar los anhelos de libertad de todos aquellos luchadores que inundaban las cárceles franquistas.

Hay que subrayar que la libertad de Marcos Ana se debió a una campaña internacional de prensa, iniciada gracias a la publicación de sus poemas fuera del territorio español. En esa dirección, las distintas ediciones de su libro Te llamo desde un muro (Poemas desde la Prisión) serán primordiales para dar voz a la situación que vivían muchos hombres y mujeres antifranquistas. Vocación literaria en la que habría que remontarse desde su ingreso en el Partido Comunista de España en plena la Guerra de España  siendo esta última  la piedra angular que le permitiría conocer de primera mano a Rafael Alberti y a María Teresa León. Ya en la cárcel  se había convertido en el poeta Marcos Ana, un  aprendizaje poético en el que fueron determinantes las lecturas que durante ese periodo pudo realizar: libros de Antonio Machado, Lope de Vega, Quevedo,  García Lorca, Alberti y Miguel Hernández, libros que sus compañeros pudieron pasarle clandestinamente, que el preso leyó y que le inspiraron sus primeros versos. Es lo que algunos filólogos han denominado como poesía “urgente”.

Tras conseguir la libertad en 1961  Manuel Fraga Iribarne-ministro de Información y Turismo procedió a una dura campaña de desinformación hacía Marcos Ana en  medios tan significativos como la prensa, radio y televisión. A modo de ejemplo algunos de ellos como el ABC le describían no sin cierta ironía como el “Garcilaso Rojo”.

Ya en Paris, el propio Marcos Ana, luchador infatigable, se apresuró a fundar el Centro de Información y Solidaridad con España (CISE), cuyo presidente de honor fue el mismísimo Pablo Picasso. Allí tuvo que lidiar con varios exiliados de marcada ideología anticomunista como fue el caso de los infundios que procedió Salvador Madariaga hacía el poeta.

Muerto el general Franco, Marcos Ana, símbolo de lucha y de las libertades democráticas encabeza la lista del PCE por la provincia de Burgos en las elecciones del 15 de Junio de 1977 al Congreso de los Diputados. Si bien es cierto que no consiguió acta de diputado el paso cualitativo  de una dictadura a la democracia era ya un hecho.

 

 

David García

Secretaría de Memoria PCM