Valoración de los datos de desempleo. Abril 2016

Descargar

 

En el mes de abril el desempleo registrado por los servicios públicos de empleo ha descendido en 83.599 trabajadores y trabajadoras, por lo que el desempleo registrado es de 4.011.171 personas.

Este descenso del desempleo en el mes de abril es mayoritariamente masculino, -67,8%. Esto es, algo más de dos tercios de los desempleados que se han ocupado a lo largo del mes de abril han sido hombres.

El desempleo presenta entonces cierto carácter femenino, ya que del total de desempleados el 54,9% son mujeres.

Este descenso del desempleo se produce fundamentalmente en los servicios, 50.807 desempleados menos. Pero ha sido en todos los sectores de actividad donde ha descendido: construcción, 14.190; agricultura, 10.417; e industria, 9.518, que es el sector en el que menos ha descendido el empleo. La nota negativa a la disminución del desempleo registrado es su aumento en el colectivo sin empleo anterior, que asciende a 1.333 desempleados más.

Se puede observar que el descenso del desempleo presenta unas elevadas notas de estacionalidad. En el sector servicios, el descenso obedece en buena parte a la preparación e inicio de la actividad turística, así como en el comercio. En la construcción, responde a obras de rehabilitación y mantenimiento con la llegada de la primavera. En la agricultura con las campañas de recogida de frutas y hortalizas. Todo este empleo, tal y como se ha señalado anteriormente, es estacional y en las ramas de actividad apuntadas que proporcionan un muy bajo o nulo valor añadido, por lo que no permite pensar en una recuperación del empleo mantenido en el tiempo.

Los contratos firmados en abril han sido 1.541.729, lo que nos proporciona una idea de la rotación en el empleo existente. Por rotación en el empleo debe entenderse el número de contratos firmados para cubrir un mismo puesto de trabajo, lo que nos proporciona también una idea de la precariedad y temporalidad que rigen en nuestras relaciones laborales, que es simplemente inasumible por la economía en particular y por el conjunto de la sociedad, en general.

Si a esto, le añadimos que sólo el 9,5% de esos contratos firmados en abril son de carácter indefinido, se profundiza en la idea de la temporalidad y precariedad del empleo en nuestro país.

Pero aún hay más. Dentro de los contratos indefinidos, el 42,3% lo son a tiempo parcial, mientras que en la contratación temporal el porcentaje es del 32,2%. Más notas de precariedad en el empleo.

Por lo que respecta a las prestaciones por desempleo, el Servicio Estatal de Empleo, -SEPE-, ofrece los datos del mes de marzo. En este mes el número de solicitudes ha sido de 615.591 y el de altas 562.322. Son cifras elevadas pero que casan con los algo más de cuatro millones de desempleados.

Lo que ya no casa es que sólo 2.055.099 de desempleados y desempleadas son beneficiarios de algún tipo de prestación económica para afrontar la falta de ingresos por carecer de empleo. No sólo se puede hablar de precariedad en el empleo, si no que también se debe hablar de precariedad en el desempleo: la tasa de cobertura es del 53,3% y la cuantía media bruta mensual de la prestación contributiva por desempleo es de 804,5 €. Esto es, poco más de la mitad de los desempleados y desempleadas perciben algún tipo de prestación y la cuantía de la misma es notablemente baja.

La situación no hace más que empeorar mes tras mes, ya que el gasto total en prestaciones del SEPE ha descendido en un 11,1% con respecto al mes de marzo del año 2015 y no es por el muy tímido descenso del desempleo, es por la política de recortes del Gobierno del Partido Popular, que tiene su máxima expresión en las menguadísimas políticas sociales para afrontar el drama del desempleo que sufren millones de personas.

Ahondando más en la cuestión, el 45,7% de los beneficiarios lo son del subsidio del desempleo, es decir, desempleados y desempleadas que ya han agotado el período de percepción del desempleo, y su cuantía es de tan sólo 436 € mensuales, lo cual nos da otra idea de la precariedad vital en la que se encuentran los trabajadores y trabajadoras que perciben este subisidio. Sólo el 36,3% de los beneficiarios de prestaciones por desempleo perciben la prestación contributiva por desempleo.

Por lo que respecta a la Comunidad de Madrid, el número de desempleados ha descendido en 8.431 personas, lo que deja el número de desempleados y desempleadas en nuestra Comunidad en 450.003 personas.

Como en el caso del conjunto del Estado, el desempleo en nuestra Comunidad es femenino, ya que el 54,6% son mujeres, frente a un 45,4% de hombres.

Observando la composición del desempleo en la Comunidad de Madrid, se observa que el 76,0% corresponde a los servicios, ya que nuestra estructura económica es fundamentalmente de servicios en su más amplio sentido, desde servicios avanzados para empresas hasta hostelería y comercio.

Los contratos firmados en nuestra Comunidad han alcanzado la cifra de 183.090 en el mes de abril, de los que el 82,4% son temporales.

Por lo que respecta a las prestaciones por desempleo, referidas al mes de marzo, sólo el 45,4% perciben algún tipo de prestación.

En nuestro caso, los beneficiarios de la prestación contributiva por desempleo alcanzan al 53,6% y los del subsidio por desempleo un 36,8%, como hecho diferencial con respecto al conjunto del Estado.

En la Comunidad de Madrid, la cuantía media de la prestación contributiva mensual es de 845 €, superior al del Estado.

Se puede recapitular con que el descenso del desempleo del mes de abril obedece a cuestiones estacionales, tales como la preparación y el inicio de la temporada turística y que no cabe pensar en una recuperación del empleo.

Lo que sí es constatable es que las relaciones laborales de nuestro país están muy deterioradas: la temporalidad y la rotación en el empleo son notas características de nuestro mercado de trabajo, que se profundizan con la larguísima crisis económica y con las políticas neoliberales del Gobierno del Partido Popular para afrontar sus consecuencias, catalizadas por la Troika y la política económica de la Unión Europea.

La precariedad no es sólo mantener una relación laboral temporal con la empresa, también viene dada por el ajuste a la baja de los salarios percibidos. Y también tiene que ver con las políticas sociales para hacer frente a la situación de desempleo. En este punto hay que recordar la baja tasa de cobertura de las prestaciones por desempleo, su escasa cuantía y el desempleo de larga duración.

La apuesta de los y las comunistas madrileños es el de la ruptura democrática en una doble vertiente: poner fin al Régimen del 78 y a sus estructuras de poder, por una parte y, por otra, poner a la economía, la actividad económica, la política económica al servicio de la sociedad y de sus necesidades.

Nosotros y nosotras apostamos por un nuevo país.

 

 

 
Apoyo a la plantilla de Assignia infraestructuras en Arganda

Descargar

 

La empresa privada que gestiona el mantenimiento y conservación del municipio de Arganda, Assignia Infraestructuras, lleva dos meses sin pagar los salarios a su plantilla. Estos problemas se vienen repitiendo desde hace un año. Ante esta situación los trabajadores y trabajadoras han decidido secundar una huelga desde el día 18 de mayo y de forma masiva con una participación de un 95%.

Estos problemas de liquidez de la empresa han sido consecuencia, entre otros, del retraso en el pago de algunos ayuntamientos como el de Arganda. Esta falta de financiación de las administraciones públicas ha sido causada por las últimas leyes del Partido Popular que están ahogando a algunos ayuntamientos y a otros les impide invertir en servicios públicos, incluso teniendo dinero suficiente para hacerlo.

Siempre hemos sido firmes defensores de fomentar el municipalismo, así como la gestión pública de los servicios públicos, revirtiendo las privatizaciones que empeoran y encarecen el servicio y sólo sirven para llenar los bolsillos a los directivos y accionistas de determinadas empresas colaboracionistas de este sistema.

La evidencia nos da la razón, viendo las condiciones que muchos trabajadores y trabajadoras tienen que soportar en algunas empresas privadas que gestionan servicios públicos. Ya son muchas las empresas en conflicto en varios ayuntamientos por lo que insistimos en la política de conservar lo que es de todos y de todas.

Desde el PCM mostramos nuestro apoyo a la valiente lucha llevada a cabo por los trabajadores y trabajadores y exigimos que el Ayuntamiento municipalice el servicio y proceda a la subrogación de la plantilla.

Igualmente, hacemos un llamamiento a participar de la manifestación que ha sido convocada el próximo día 30 de Mayo, en Arganda con salida desde Pza. de España a las 19:00 horas. Porque solo desde la solidaridad y la lucha de clases las trabajadoras encontraremos la solución a los problemas que sufrimos fruto de la gestión neoliberal de la crisis.

 

POR LA MUNICIPALIZACIÓN DE LOS SERVICIOS

 
Acerca de la sanción administrativa a la plantilla del Marriot Princesa

Descargar

Distintos medios de comunicación, se han hecho eco de una noticia de sanción administrativa del Ayuntamiento de Madrid a una plantilla que se encontraba protestando a la puesta de su centro de trabajo en defensa de su puesto de trabajo.

Lo primero que queremos dejar constancia es que desde el PCM hablamos con la legitimidad que nos da saber estar con las plantillas en conflicto que se encuentran luchando por mantener o mejorar sus condiciones materiales y al tiempo ser parte del Equipo de Gobierno de la ciudad de Madrid, trabajando para conseguir un Madrid que se identifique más y mejor con las demandas de la clase trabajadora.

Varios militantes de nuestro Partido participaron junto con las trabajadoras del hotel en las pitadas y son los militantes comunistas en la institución los primeros en ponerse a trabajar para intentar poner soluciones a tal disparate, ya que no se puede permitir que trabajadoras sean sancionadas por hacer ruido en una protesta que además estaba autorizada por Delegación de Gobierno.

El único problema es que la Ordenanza Municipal del 25 de febrero de 2011, actualizada en julio de 2011, sobre protección contra contaminación acústica y térmica (pinchar para leer) no discrimina entre si es una manifestación autorizada o cualquier otro tipo de actividad, llevando a situaciones absolutamente kafkianas; ya que la activación de los protocolos queda al criterio del agente de turno. Y eso fue lo que paso, que tras una denuncia vecinal se activaron los protocolos por ruidos completándose con la apertura de sanción administrativa.

Debemos ser conscientes que 24 años de gobierno del Partido Popular dan para aprobar infinitas ordenanzas municipales que, en muchos casos, están redactadas de tal forma que son lo suficientemente ambiguas para poder ser utilizadas como medidas coercitivas contra todas aquellas personas que deciden revelarse y defender sus derechos. Estas ordenanzas no se cambian en un año de gobierno, es más, posiblemente tenga que ser en varias legislaturas y según aparezcan incidencias como la de la plantilla del Princesa Marriot cuando se vean las deficiencias y puedan ser corregidas.

Por tanto, desde el PCM creemos muy importante que siempre dentro de los márgenes de la legalidad vigente no sean sancionados estas trabajadoras y esperamos la mayor colaboración por parte del Ayuntamiento de Madrid.

Igualmente, creemos muy necesario revisar la Ordenanza Municipal para que no vuelvan a darse situaciones como esta u otras parecidas.

Seguimos como desde el primer momento que nos enteramos en contacto con las organizaciones sindicales con representación en ese conflicto (CCOO y UGT), para mediar y canalizar soluciones que favorezcan los intereses de las plantillas.

¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!

 
Valoración de la EPA del primer trimestre de 2016

Descargar

Este año ha comenzado con un ligero incremento del desempleo, según la Encuesta de Población Activa, -EPA. Este incremento se cuantifica en 11.900 desempleados.

Así, los ocupados suponen 18.029.600 personas.

El hecho destacable en este punto es que ha descendido el número de ocupados en 64.600 efectivos respecto al cuarto trimestre del año anterior, con una disminución en el sector público de 82.100 trabajadores y trabajadoras, y un incremento en el sector público de 17.600 personas. En cualquier caso, el empleo privado supone el 83,3%, -15.011.300 ocupados-, y el empleo público un 16,7%, -3.018.300 ocupados.

Si se presta atención a cómo ha funcionado el empleo en los diferentes sectores de actividad económica, la nota positiva se encuentra en el crecimiento de la ocupación en la industria, -18.000-, mientras que en el resto de sectores aumenta el desempleo. De mayor a menor incremento del desempleo, se encuentran los servicios, -53.400-, construcción ,-26.900-, y la agricultura, con un descenso de 2.300 trabajadores y trabajadoras.

El desempleo se sitúa en 4.791.400 personas, lo que supone una tasa de desempleo del 21%. Son unas cifras absolutamente insoportables para nuestra economía y que muestra claros signos de ineficacia e ineficiencia de nuestra estructura económica.

El desempleo femenino es superior al masculino, 2.413.500 mujeres, -50,4%, frente a los 2.378.000 desempleados, -49,6%. Es una imagen de la discriminación que sufren las mujeres en el mercado de trabajo, a la que hay que añadir que la tasa de desempleo femenino es del 22,8%, frente al 19,5% masculino, así como la baja tasa de actividad de las mujeres, que se sitúa en el 53,6%, frente a la masculina que es del 65,3%.

La población activa es de 22.821.000 personas, con un descenso de 52.700 respecto a la encuesta del cuarto trimestre de 2015. Aparece aquí una nota preocupante, ya que ha descendido la población activa y se incrementado el desempleo, lo que muestra las dificultades para la generación de empleo, más allá del aumento de empleo estacional y precario en los servicios, como en hostelería, -periodos vacacionales de invierno, Semana Santa o verano-, y en comercio, -campañas de invierno y verano.

La tasa de actividad es del 59,3% y la tasa de empleo es del 46,8%. En este punto hay que destacar que el comienzo de la legislatura del Partido Popular registraba una tasa de actividad superior al 60%, lo que nos proporciona una idea de la pésima política de empleo del Gobierno y su reforma laboral, que lo único que ha facilitado es el despido, pero no la ocupación. En este sentido, otro dato a retener es que la tasa de temporalidad es del 25%, cifra insoportable para una sociedad europea como es la nuestra.

El Gobierno conservador planteó que una vía de generar ocupación venía dada por lo que denominaron pomposamente como ayudas al emprendedor. Que los desempleados se convirtieran en líderes de su proyecto laboral era la panacea para afrontar el vergonzante y obsceno nivel de desempleo que sufrimos. Pues bien, en este primer trimestre de año, la EPA señala que los trabajadores por cuenta propia han descendido en 10.900 efectivos.

La EPA ofrece datos sobre los hogares. En nuestro país existen 18.408.300 hogares, de los cuales el 25,4% son unipersonales, -4.679.000-, lo cual nos da una idea de las dificultades vitales que sufren algunas personas para fundar una familia, ligados, sin duda alguna, con la precariedad en el empleo y su correlato en la precariedad vital en la que se encuentran instalados y sin perspectiva de que cambie la situación ni a corto, ni a medio plazo.

Mayores problemas son los que se encuentran los hogares con todos sus miembros desempleados, que son 1.610.900, -8,8%-, cifra que se ha incrementado en 54.300 hogares más que en el último trimestre del año anterior. Este es el éxito de la política neoliberal del Partido Popular para afrontar la grave crisis que llevamos padeciendo ya demasiado tiempo.

Por lo que respecta a los ocupados, la siguiente tabla recoge sus principales rasgos, haciendo especial hincapié en la discriminación de la mujer en materia laboral.

Ocupados

Por lo que respecta a los resultados de la EPA por Comunidades Autónomas, estos son variables, ya que se encuentra la subida de la ocupación en Cataluña, -25.700-, y en Murcia, -5.700-; mientras que en otras Comunidades la ocupación desciende, como es el caso de Madrid -,28.700-, País Valenciano,-12.800-, o Galicia, -11.400.

Lo mismo sucede con la tasa de actividad. Madrid registra una tasa de actividad del 64,2%, -para el conjunto del Estado es del 59,3%-, siendo la más elevada, mientras que Asturias presenta la tasa de actividad más baja, 51,4%.

En la Comunidad de Madrid, la ocupación ha descendido en 28.700 efectivos.

Nuestra población activa alcanza los 3.386.400 de personas, de los que el 83,2& están ocupados y el restante 16,8% se encuentra en situación de desempleo, esto es, 569.400 trabajadoras y trabajadores.

Como en el conjunto del Estado, en la Comunidad de Madrid se encuentran las mismas notas de discriminación entre mujeres y hombres: la tasa de actividad masculina es del 69,5%, mientras que la femenina es del 59,5%; y la tasa de desempleo masculina es del 15,9% y la femenina es del 17,8%.

Los ocupados son mayoritariamente hombres, -51,9%-, y los desempleados son desempleadas, ya que son mayoritariamente mujeres, 51,5%.

La discriminación, forma elevada de desigualdad social, de las mujeres en el ámbito laboral es alarmante, como se ha podido observar con las cifras reflejadas a lo largo de este documento. Se constata su precariedad laboral y, por ende, su precariedad vital, ya que al atender a su tasa de actividad, inferior a la masculina, se puede afirmar que son ellas las que corren con el duro trabajo de la reproducción: labores domésticas, atención a la prole, cuidados a familiares dependientes…

Otro problema es el aumento de la tasa de desempleo, que se sitúa en el 21%, ya que es una cifra que se va manteniendo en el tiempo, -no desciende del 20% en los últimos cinco años-, lo que es insoportable para cualquier sociedad que tiene en el empleo una de las principales vías de renta para la inmensa mayoría de la población.

 

Si a ese dato, se le añade el descenso de la población activa, 52.700 personas menos que en el cuarto trimestre de 2015, nos conduce a no ser nada optimistas respecto a un futuro más halagüeño para el empleo en nuestro país.

 

El próximo Gobierno tiene la obligación de tomarse muy en serio el problema del desempleo en nuestro país, especialmente el de aquellos colectivos con mayores dificultades de acceso al empleo, tales como las mujeres, los jóvenes y los mayores de 45 años desempleados de larga duración.

 
El PCM con las trabajadoras de Metro de Madrid

Descargar

Desde el Partido Comunista de Madrid, saludamos los paros en Metro aprobados por las trabajadoras y trabajadores con el objeto de desbloquear la negociación del convenio colectivo.

Para poder entender la situación en Metro, hay que remontarse al Convenio Colectivo que estuvo en vigor del 2009 al 2012, el cual fue incumplido en los aspectos económicos de sus dos últimos años por la Dirección de la Empresa a instancias del Gobierno Central y de la Comunidad de Madrid, que impidieron el cumplimiento de los acuerdos firmados.

Por este motivo se adeuda a las trabajadoras y trabajadores de Metro de Madrid una subida salarial del 1,4% del año 2011 y un 3,1% correspondiente a 2012. Y lo que es más importante les deben la recuperación de la confianza en la negociación colectiva, ya que si los acuerdos pueden ser incumplidos unilateralmente por las empresas o incluso por los gobiernos, ¿qué sentido tiene alcanzarlos?.

Posteriormente, en la siguiente negociación 2013/2015 la Dirección de Metro impuso un ERE, totalmente innecesario, que supuso la extinción de la relación laboral de 689 compañeras y compañeros, a los que hay que sumar las personas que se acogieron a la Jubilación Parcial y que fueron alcanzando los 65 años.

El presente  Convenio se inició con la elaboración de la Plataforma de la Parte Social, que fue contestada por la Dirección de Metro con una Plataforma que pretende modificar, de arriba abajo, la estructura organizativa de la empresa. El sumun de la desvergüenza y del ninguneo es que la Dirección ha ido aplicando su modelo organizativo, sin contar con los sindicatos ni el Comité de Empresa, y ahora lo pone encima de la mesa, cuando ya lo tienen hecho. Esta forma prepotente  de actuar de la Dirección de Metro, merece una contundente respuesta de la Clase Trabajadora de Metro, contando con la solidaridad de la gente trabajadora del pueblo de Madrid.

Tras el acto de entrega de ambas plataformas de convenio en la Comisión Negociadora, y después 27 anodinas reuniones, en las que no se ha avanzado prácticamente nada, la negociación ha quedado bloqueada. La Representación Social se ha hecho fuerte en tres puntos, que consideran líneas rojas que no se pueden traspasar: continuidad de la jubilación parcial, que supone la renovación y mantenimiento de la actual plantilla; creación de empleo, que suponga aminorar el efecto del ERE y prestar la calidad de servicio que demanda la ciudadanía madrileña; y cumplimiento del convenio 2009/2012 en materia económica correspondiente a los años 2011 y 2012, como forma de recuperar la confianza en que los acuerdos se cumplen.

Ante esta situación, el pasado día 19 de mayo la asamblea general decidió por 534 votos a favor y ninguno en contra realizar los paros parciales para los días 21, 22 de mayo, en turnos de tarde y noche, y del 23 de mayo en turno de mañana. Igualmente, denunciamos los abusivos servicios mínimos impuestos del 80%, con lo que Cristina Cifuentes pretende maniatar a las trabajadoras y trabajadores de Metro, anulando su constitucional derecho a la huelga.

Estas provocaciones de la Comunidad de Madrid, tan solo conseguirán que la Clase Trabajadora de Metro se sacuda de su letargo, y a pesar de la Ley Mordaza y otras leyes represivas, recupere el espíritu de lucha de junio de 2010, cuando la respuesta ante la pretensión de Esperanza Aguirre de reducir el salario de la plantilla en un 5%, fue tan contundente que paralizó la actividad de toda la capital.

Por tanto, no podemos más que adherirnos a las reivindicaciones de la plantilla, deseándoles lo mejor y firmeza en la negociación de cara a conseguir mejorar sus condiciones laborales.